Estás aquí: Inicio / Blog / 5 razones para dejar de gritar a tus hijos y 10 claves para conseguirlo

Por

La mayoría de los padres piensan que deberían dejar de gritar a sus hijos pero luego, sin darse ni cuenta, se sorprenden a sí mismos recurriendo una y otra vez al grito. Parece que nuestros hijos no obedecen hasta que, hartos de repetir la misma orden, se la gritamos. Es verdad que el grito llama su atención en un primer momento, pero a la larga dejará de tener efecto y entonces ¿qué haremos? ¿Gritar más fuerte, gritar más rato, vivir a gritos?

¿Es posible educar sin gritar?

Evidentemente sí. De hecho debería ser nuestra elección. Nuestros hijos han aprendido a no obedecer hasta que nos ven realmente enfadados y este es un mal hábito que han adquirido. Por lo tanto, es un hábito que debemos hacer desaparecer y generar uno más saludable. Gritar entrena a nuestros hijos a no escuchar hasta que se les levanta la voz. Cuanto más lo usamos, más los entrenamos y más nos costará que obedezcan sin necesidad de gritar.

Dejar de gritar no es fácil porque supone tener un gran autocontrol sobre nuestras emociones sobre todo de la ira y la rabia que nos genera ver la desobediencia diaria en nuestros hijos. Es un entrenamiento que lleva tiempo. Primero sabremos frenarnos al minuto de estar chillando, pero poco a poco, seremos capaces de frenar antes de empezar a gritar, es cuestión de proponérselo, es cuestión de añadirlo a la lista de objetivos del 2015.

Y para que vosotros hagáis como yo y pongáis este deseo en vuestra lista, os voy a dar 5 razones para dejar de gritar a vuestros hijos que os convencerán:

  1. Gritar convierte a los niños en sordos

Cualquier explicación o aprendizaje que queramos darles con el grito será inútil, porque los oídos de nuestros hijos se cierran automáticamente después de oírlo. Después de una interacción negativa nadie está dispuesto a escuchar con verdadera atención y con ganas de aprender y mejorar, eso solo se consigue con interacciones positivas. Si queremos hacer mejores a nuestros hijos, no lo conseguiremos a gritos.

  1. Gritar no ayuda a gestionar las emociones

Nosotros somos un ejemplo de comportamiento de nuestros hijos. Cuando perdemos el control y gritamos, lo que les enseñamos es a gestionar la ira y la rabia con agresividad. Conseguiremos unos adolescentes llenos de rabia que gritan y pierden el control delante de la explosión de emociones que se tiene en esa etapa evolutiva. Si nosotros ayudamos a nuestros hijos a gestionarlo de otra manera, con autocontrol, con calma, hablando abiertamente de las emociones en casa, ellos aprenderán a dar respuestas más adecuadas a la ira y a la rabia. Si oyes gritos aprendes a gritar.De SparkzColección it Primavera 2019 Mujer Stileo Ropa FKJcTl1

  1. Gritar asusta a nuestros hijos

Ellos sienten miedo al principio y después rabia e impotencia. ¿Es miedo lo que queremos que sientan nuestros hijos? Seguro que no, nuestra intención cuando gritamos es que obedezcan, que aprendan, que hagan lo correcto, que nos respeten, etc… pero no queremos provocarles miedo. Por lo tanto, con nuestra actitud no conseguimos el efecto que queremos: el respeto se gana respetando, la obediencia se gana con paciencia, los aprendizajes requieren un tiempo y un esfuerzo y que hagan lo correcto dependerá en gran medida de nuestro propio comportamiento.

  1. Gritar los aleja

Cada vez que les gritamos, ponemos una piedra de un muro que nos separa. Perdemos autoridad positiva, perdemos respeto, perdemos comunicación, ganamos distancia, ganamos frialdad en las relaciones, ganamos más gritos y ganamos malestar emocional.

  1. A más gritos, menos autoestimaCortos Lucy Azul Vestidos Stileo Hotsquash Marino Amazon Plisado it vm80Nnw

Educar a gritos tiene un efecto nefasto sobre la autoestima de nuestros hijos. Lejos de sentir que estamos orgullosos de sus logros y sus esfuerzos, lo que sienten es que nunca están a la altura, hagan lo que hagan, siempre aparecen los gritos y borran cualquier sentimiento de haber hecho algo bien.

Pero ¿Cómo conseguimos dejar de gritar?

  1. Adquirir un compromiso

Será como un pacto de familia donde nos comprometemos a dejar de gritar y a hablar con respeto. Diremos a nuestros hijos que estamos aprendiendo a hacerlo y que nos tendrán que ayudar, que es probable que cometamos errores pero que si tienen paciencia cada vez lo haremos mejor.

  1. Nuestro trabajo como padres es controlar nuestras emociones

Con el manejo de nuestras emociones les enseñamos a controlar las suyas. Si somos un buen ejemplo, ellos serán mejores. Por lo tanto, debemos empezar a trabajar con nuestras emociones, lo que sentimos, lo que transmitimos y como lo controlamos. Es un entrenamiento que requiere tiempo y esfuerzo.

  1. Recordar que los niños deben actuar como niños

Son cientos las veces que he oído decir a los padres en consulta:

  • Es que tengo que repetirle mil veces que se vista. Cada mañana es la misma historia. Está claro que le gusta verme enfadado/a
  • ¿Cuántos años tiene su hijo/a?
  • Cinco años. Yo creo que ya sabe lo que debe hacer pero solo piensa en jugar.

Ante esto, yo siempre digo lo mismo: lo que realmente me preocuparía es que usted se sentara en esa silla y me dijera que su hijo/a de cinco años se viste solo/a cada mañana sin necesidad de que usted le recuerde lo que debe hacer. Porque entonces seguro que habría algún problema. Los niños deben jugar, es lo que les toca a esa edad y nosotros somos los encargados de recordarles cada día sus obligaciones. Es nuestro trabajo de padres. Si nuestro jefe nos dijera que cada día tenemos que recordar al conserje que debe encender la luz, lo haríamos a diario, sin pensar si el conserje lo debería hacer por si solo o no. Pues con nuestros hijos es lo mismo, cada día debemos recordarles las mismas cosas hasta que adquieran el hábito y entonces tendremos que recordarles las siguientes. Es un trabajo que nunca acaba.

  1. Dejar de reunir leña

Cuando tienes un mal día, cualquier chispa encenderá el fuego. Date un momento, haz algo que te haga sentir mejor y deja de reunir leña para el fuego. En algún momento tienes que parar.

  1. Ofrecer empatía cuando tu hijo expresa cualquier emoción

Cualquier emoción, buena o mala, debe ser escuchada. Para mostrar empatía debemos hacer entender a nuestro hijo que entendemos cómo se siente. Así aprenderán a aceptar sus propios sentimientos que es el primer paso para aprender a manejarlos. Una vez que los niños pueden manejar sus emociones, podrán manejar también su comportamiento.

  1. Trata con respeto a tu hijo

Cuando los niños son tratados con respeto sienten más ganas de portarse bien y de tratar con respeto a los demás. Simplemente debes entender que tu hijo merece tu respeto más que cualquier otra persona.

  1. Cuando te enojas, STOP

Para, cierra la boca. No hagas nada ni tomes decisiones. Respira hondo. Si ya estás gritandoSuperga MujerE Borse Amazon Para itZapatillas Sneaker Ygby7f6v para en medio de la frase. No sigas hasta que no estés tranquilo. Hablar, castigar o actuar cuando uno está enojado aumenta notablemente la probabilidad de tomar malas decisiones, de gritar en vez de hablar, de usar castigos exagerados y poco educativos y actuar de manera desproporcionada.  Le invitamos a leer nuestro post las 10 claves para usar bien el castigo.

  1. Respira y date cuenta de tus sentimientos

Cuando te enfades con tu hijo/a y sientas ira y rabia, aléjate de la situación si es posible y respira. Lávate la cara y piensa en lo que hay debajo de esa ira que suele ser miedo, tristeza y decepción. Date un espacio para sentirlo y llora si así lo sientes, después verás como la ira desaparece.

  1. Encuentra tu propia sabiduría

Analiza la situación de manera objetiva. Ahora que ya no sientes ira, será más fácil. Piensa en qué quieres conseguir y cuál es la mejor manera de hacerlo. Quieres que tu hijo te obedezca, ten paciencia y repite la norma las veces que haga falta, incluso ayúdale físicamente a hacerlo, cógele de la mano y guía sus pasos. Quieres que tu hijo te respete, enséñales con el ejemplo. Quieres educar bien a tu hijo, hazlo desde el reconocimiento y desde el afecto no desde los gritos y los castigos. Fija tus objetivos y fija también tus pasos. Los aprendizajes requieren tiempo y paciencia, tu hijo no lo puedo aprender todo a la primera, más bien es al contrario, no aprenderá nada a la primera.

  1. Adopta medidas positivas, busca un lugar tranquilo

todos hemos vivido esos momentos de tensión en casa, momentos que generan un gran malestar emocional y que cada movimiento no hace más que aumentar la tensión. Unos gritan, otros lloran, nadie hace lo que debe hacer y parece que nada puede parar esa ira. ¿Qué podemos hacer?

  • Pide a tu hijo un time-out: tiempo fuera. Uno en cada sitio hasta que se desvanezca la ira.
  • Pídele disculpas.
  • Ayuda a tu hijo a gestionar la rabia que siente, que se sienta comprendido, explícale que tú también te sientes así a veces.
  • Busca un lugar tranquilo donde esconderos, debajo de una gran sábana para dejar pasar de largo la ira y la rabia.
  • Lee un cuento tras otro, hasta que se desvanezca la rabia.

A veces, basta con dar un paso para ayudar a nuestro hijo a que se sienta mejor para que la ira desaparezca.

Ayudando a nuestros hijos a gestionar bien sus emociones, aprenderemos mucho de las nuestras y seguro que esto nos hará a todos mucho mejores.

Si desea más información pongase en

De SparkzColección it Primavera 2019 Mujer Stileo Ropa FKJcTl1

De SparkzColección it Primavera 2019 Mujer Stileo Ropa FKJcTl1

Comentarios

  1. ¡Enhorabuena! Me parece un artículo muy claro, preciso, bien trabajado, con pautas concretas para los padres, fácil de seguir y muy pedagógico.
    Sin duda, el grito en un adulto es la manifestación de su fracaso y su impotencia.
    Mireia: ¡seguid en esta línea de trabajo y muchos éxitos a todo el equipo!
    Un abrazo,

    De SparkzColección it Primavera 2019 Mujer Stileo Ropa FKJcTl1
    Mª Jesús Álava Reyes. Psicóloga

        • Y ¿qué pasa cuando tienes que liar con dos niños pequeños con TDAH (trastorno de déficit de atención con hiperactividad?…

          • mil gracias amigo un excelente consejo para los padres con ira y colera gracias nuevamente

      • Me siento mal grite a mi hija con lisuras y solo tiene 9 años ayudenme por favor

        Responder
    • Hola
      Tu articulo es muy cierto y con los gritos no se consigue nada, al contrario solo perjudica a corto y largo plazo. Tenemos una vecina que trata muy mal a su hijo de 8 años, le grita todo el rato y le dice cosas horribles y el pobre siempre llorando. He llamado una vez a Servivios Sociales y vinieron a hablar con ella pero sigue igual. A mi me da mucha pena pues el padre no hace nada y la deja que le grite al niño. No se que puedo hacer pero no se puede hablar con ella porque se pone como una fiera y no deja hablar y los vecinos que la oimos tratar asi al niño no sabemos que hacer. si tienes algun consejo te lo agradeceria

      Responder
    • Estimada Mireia, me pareció un artículo muy bueno y con su nombre por delante lo compartí en mi blog. Con la sorpresa de recibir un mensaje de usted mismo pidiéndome que lo quitase, y como tal lo he hecho. Sin más, un saludo.

      Responder
    • gracias doctora
      me hizo bien leerlo

      Responder
  2. Muy buen artículo, resume a la perfección lo que muchos padres sin querer repiten una y otra vez. Es difícil dejar de gritar cuando el grito se instaura en casa, muchos nos lo decimos a nosotros mismos mil y una vez (me incluyo) que gritar no sirve de nada pero vuelve a ocurrir cuando la paciencia se agota … La teoría nos la sabemos todos muy bien pero ello no significa que no debamos repasarla de vez en cuando o muy a menudo. Ponerla en práctica es lo que cuesta más, y es en la práctica donde suspendemos una y otra vez.

    Tus pasos para conseguir intentar dejar de gritar son muy buenos y yo lo que añadiría es ir poco a poco, para cambiar el hábito hay que estar muy convencido de lo que vamos a hacer y tener en cuenta que no va a ser fácil. Pero es posible. Nosotros también aprendemos poco a poco, debemos ser pacientes con nuestros hijos pero también con nosotros mismos, sin ir cargados de culpa por haber soltado una voz. Con esto no exculpo los gritos, ni los justifico más allá de lo que son (la expresión de la frustración) solo digo que en ocasiones nos proponemos objetivos o expectativas demasiado altas. Empecemos con intentar no gritar en una situación determinada, por ejemplo por las mañanas. Si sabemos que siempre gritamos porque vamos tarde, intentemos levantarnos antes, tener las cosas preparadas con antelación e ir con tiempo. Sabemos que debemos repetir mil y una vez lo mismo, con nosotros ocurre igual, alguien debe repetirnos mil y una vez que gritar no sirve de nada. Gracias por recordarnoslo una vez más.

    Saludos y enhorabuena.

    Sara Tarrés

    De SparkzColección it Primavera 2019 Mujer Stileo Ropa FKJcTl1

    http://www.mamapsicologainfantil.com

    Gracias

    Responder
    • Muchas gracias por tu aportación. Valoramos mucho los comentarios de profesionales como tú.

      Responder
    • Interesante el artículo… pero como aplica a los adolescentes? Tengo un hijo de 13 años, que cuando más chico, me pedía “no me grites…” y eso me paraba en seco. Pero creció y al igual que su hermano mayor (20 ), son muy desobedientes… no hacen nada si no se les exige con máxima presión (desde luego gritos, llantos, ataques de nervios de mi parte, malestar generalizado…hasta se ha roto alguna pared de un piñazo… vasos… )
      Tengo clarísimo que esto debe cambiar, pero está tan avanzado que me resulta imposible.
      Hay algun articulo apropiado que me de una mano?

      Responder
  3. Hola yo intento no gritar a mis hijos pero es muy difícil y me supera. Reconozco que no está bien y pierdo toda la razón pero de verdad es muy difícil. Intentaré superarlo y me propongo intentarlo. Pero de momento no he sido capaz. Gracias por los consejos.

    Responder
  4. No siempre los padres somos conscientes de que el hijo, en los peores momentos de rebeldía es un ser humano y es digno de todo respecto. Nos tenemos que controlar mucho y ponernos siempre su altura. Y MUCHA PACIENCIA

    Responder
  5. Muy asertados comentarios y opiniones,gracias por compartirlas.

    Responder
  6. Muchas gracias por todos vuestros comentarios.

    Responder
  7. Gracias!! Hoy al refrescar el tema lo llevo a mi conscicia y vuelvo a trabajarlo.
    Gracias por las pautas, tan sencillas y prácticas que las escribiré y las llevaré a modo de chuletas en el bolso.
    Te sigo leyendo, gracias.

    Responder
  8. me agrado la información suelo retomar mi dia agradezco lo bueno y lo malo y en mis días había muchos gritos y cansancio para mi hija . tengo mal manejo de mi cansancio y del estrés reinventarme y saber como hacerlo me gratifica mi ser . gracias por darme una nueva guía.

    Responder
  9. 2019 Stileo Primavera Pinko VestidosColección it L4c35ARjq

    Enhorabuena!!! Me sumo a los expertos y concretos comentaros de Maria Jesús Álava. Ahora solo falta
    a) que los padres eleven a ponerlo en práctica
    b) algo parecido para los abuelos que tanto tiempo pasamos con nuestros nietos en esta época y tacto podemos influir en la educación de los padres, si estamos en su! Misma sintonia. ENHORABUENA, de nuevo

    Responder
  10. Gracias, hoy por casualidad he visto vuestro artículo y ya me he hecho copias para mi hija y para mi yerno y cómo no, para mi.. que soy una abuela a la cual le da mucha rábia cuando ellos pierden un poco el control con mis nietas… y a veces les digo “vale ya!” o “bajad la voz”… pero en algunas ocasiones a mi también me pasa y les chillo… sobretodo cuando he repetido dos o tres veces la misma cosa y ni caso…. pero sé que se enteran de todo… cuando digo: ¡vale:..cómo no me respondéis cierro la tele..¡ah, entonces todo es respuesta!… o cuando no me hacen caso y cuento hasta tres, avisándoles que a la de tres voy a por ellas…¡casi nunca llego a 2 y medio, siempre vienen, enfadadas, pero vienen. Tenemos tanto que contenernos, comprenderlos y ponernos en su lugar. Voy a poner en práctica vuestras 5 razones y vuestras 10 claves. Gracias de nuevo.

    Responder
  11. Hola, primero decir que el artículo, está bien si estuviéramos en una vida perfecta y por desgracia no es la gran mayoría.
    Por otro lado es curioso que solo agradezca la autora a quien la felicita y no de ánimos a quien expresando sus dificultades para no gritar dice que está dispuesta a intentarlo.
    Hay algunos pasajes del artículo que no entiendo, cuando por ejemplo expresa “Si nuestro jefe nos dijera que cada día tenemos que recordar al conserje que debe encender la luz, lo haríamos a diario, sin pensar si el conserje lo debería hacer por si solo o no”. Pues claro qué pensaría que lo debería hacer solo, una vez superado un periodo de aprendizaje, cada uno debe ser responsable de su trabajo, y eso es adaptable según las edades.
    Los niños cada vez han de hacerse más responsables de sus tareas diarias, adaptadas a su edad, por ejemplo, si compras unos pececitos de colores con el pacto que se encargara de darles de comer. No es bueno que todos los días tengas que recordárselo, así lo único que aprenderá es que los compromisos no sirven para nada, o hacerse la cama, pasado un periodo en el cual se lo has ido recordando, luego tiene que tener alguna consecuencia.
    Estoy totalmente de acuerdo en que todo esto se puede y se debe hacer sin gritar, pero de ahí a estar detrás de los niños recordándole constantemente sus tareas, creo que no es bueno.
    Los niños no han de ser el centro de la familia, como pasa actualmente, ellos tienen su lugar, como cualquier otro miembro.
    Hemos de educar niños responsables y no dependientes de que un adulto les recuerde siempre todo.

    Responder
    • Muchas gracias por tu comentario
      Primero decirte que no siempre respondo a todos los comentarios por falta de tiempo y suelo agradecerlos en general. Ojalá pudiera hacerlo a todos uno por uno.
      Segundo, decirte que estoy totalmente de acuerdo con lo que dices de las responsabilidades, de hecho si miras, verás una publicación en Facebook de una pirámide con las responsabilidades según la edad de los niños.
      Yo lo que quería dar a entender es que hay que recordárselo hasta que adquieran el hábito de hacerlo y luego nos tocará enseñar el siguiente hábito o responsabilidad que toque y que es un trabajo constante. Tal vez el ejemplo del conserje no es el más adecuado para expresarlo, debo buscar ejemplos más acertados.
      Te agradezco de verdad tu comentario y el de todos los que habéis dedicado vuestro tiempo en leerme y comentarme. Esto es lo que cada día me anima a seguir.
      Gracias 🙂

      Responder
      • Quiero ver esa piramide con las responsabilidades según la edad de los niños, como le hago para verla…
        estoy temas son de suma importancia…

        Responder
  12. O'poloColección Stileo Faldas Marc 2019 it Primavera dxoreWCB

    hola, me siento identificado con el problema que tengo con mis dos hijas, creo que debo cambiar mi actitud con ellas pues siento que las estoy perdiendo, con lo que no me identifico es que mis hijas tienen 13 y 15 años y creo que con esa edad si tienen que comprender que deben participar mas en la familia, o saber que tienen unas obligaciones personales que cumplir (hacer la cama, recoger y ordenar su ropa, saber que el baño lo utilizamos todos y no es exclusivo de ellas) que no tenga que decirles 40 veces lo mismo que a la 1ª o 2ª también lo deben de hacer sin tener que llegar al enfado por ninguna parte, y sobre todo no distinguir o confundir quien es padre y quien es hijo, que cada uno tiene su sitio, sin mas decir que me a gustado sus explicaciones gracias y saludos

    Responder
    • Gracias por tu comentario. Es cierto que con 13 y 15 años hay muchos hábitos que deben estar adquiridos y por lo tanto no habría que repetirlo mil veces para que obedecieran. Pero entran en juego otros factores típicos del adolescente que nos van a volver a poner a prueba como padres. No gritar, no significa no marcar límites o no exigir responsabilidades. También estoy totalmente de acuerdo con que cada uno debe ejercer su papel en la familia.
      Un saludo

      Responder
  13. Eso me parece bien.Pero que hacer cuando tiene 14 años. Te miente en las notas, ha cambiado su caracter de ser super abierto a ser todo lo contrario.El hecho de no realñizar los deberes y tampoco de prepararse los examenes. Que haces en ese lugar.

    Responder
    • La adolescencia es una etapa difícil en la que nuestro hijo se va a encerrar en sí mismo y la comunicación se va a ver muy limitada. Primero habría que distinguir si lo que le pasa es propio de la edad o hay algo más. Con tan poca información me es muy difícil valorarlo, pero si ves que perdura en el tiempo o que tus intentos por arreglarlo no funcionan, busca el asesoramiento de un profesional.
      Un saludo

      Responder
  14. Interesante y muy bien construido tu artículo, creo que “me lo llevo puesto” a mis sesiones con padres.

    ¡Gracias!

    Responder
  15. me ha encantado,me gustaria saber si tienes algun libro publicado,con estos contenidos,gracias

    Responder
    • Gracias!!
      Hay un proyecto con varios libros según la edad de los hijos. De momento está escrito el de 0 a 3 años, pero todavía no está publicado. Si te suscribes a la página estarás informada en cuanto salga a la venta o bien a través de las redes sociales que también saldrá anunciado.
      Un saludo

      Responder
  16. DOCTORA MUCHAS GRACIAS POR SU GUIA EL TEMA MUY PRESISO ME GUSTO Y LO ENTENDI .UN FAVOR PUEDE HABLAR SOBRE LOS ADOLECENTES COMO PODER HABLAR SIN GRITAR O DISCUTIR CON ELLOS

    Responder
    • Me apunto tu idea para un nuevo post.
      Muchas gracias

      Responder
  17. Así es Mireia… A mi no me gusta que me griten, por esto yo hace tiempo entendí que ese no era el camino. El problema viene cuando tu pareja no está alineada contigo y sigue usando el grito para llamar a la acción a nuestro hijo, él sigue reaccionando cada vez más tarde y cuando el grito es más alto. Para no olvidarnos que esta no es la manera, le he pedido que lea esto, me ha parecido interesante. Gracias.

    Responder
  18. Es mas facil de practicar de lo que en realidad parece,y cuando se ven los resultados mas aún, me ha encantado el articulo,cada vez me sorprendo mas de lo equibocados que estamos al gritar en casa o en cualquier lugar,somos los propios padres los que creamos la tension y por lo tanto,creamos a hijos rebeldes y desobedientes,por lo menos eso pienso yo.Pienso que desde pequeños todos los niños funcionan igual,ya luego depende de la paciencia de cada papa y mama

    Responder
    • Gracias por tu comentario. Cuando lo pones en práctica te sorprende.

      Responder
  19. Muy buen artículo a veces es difícil aprender a controlarnos. Y el grito es una vía fácil. Me parece que el respeto al niño es fundamental y la paciencia es clave para una buena educación.

    Responder
    • De SparkzColección it Primavera 2019 Mujer Stileo Ropa FKJcTl1

      Gracias por vuestro comentario.

      Responder
  20. No estoy de acuerdo por completo con este tipo de artículos, es cierto que uno no debe ser salvaje con los hijos ni represor, sin embargo, ni los gritos ni un buen golpe de vez en cuando se pueden suprimir por completo en su educación, debido a que ha quedado demostrado que la “educación sin violencia” no es del todo efectiva. Yo crecí en la época de “mas vale un palo a tiempo que mil después” y la verdad, era otro tipo de sociedad, había respeto y civismo, hoy en día debido a que la mentalidad de los padres ha ido cambiando y estos se han vuelto mas abiertos y tolerantes, tenemos que ahora los hijos son los que gritan y ordenan, además de que un gran numero de ellos se vuelven “ninis”, mis padres tienen uno en casa, que es mi hermano, el creció con una “educación sin violencia” en base a recomendaciones y tips de psicólogos y pedagogos, hoy tiene 25 años y ni estudia ni trabaja, pero si grita, amenaza, “multa” e increpa a mis padres cuando le piden hacer algo. Saludos!

    Responder
    • Está claro que no todos podemos coincidir en todo. Lo que sí me gustaría dejar claro que no gritar no significa no poner límites y dejar hacer a los niños lo que quieran. La autoridad se puede ejercer de muchas maneras y cada familia debe decidir cómo.
      Gracias por tu comentario

      Responder
    • Pienso que pasar de un extremo a otro no sirve de nada. El grito es un recurso que algunos utilizan pensando que así educan, lo necesario es buscar otro recurso basado en el respeto. Pero el fin es educar, educar es lo importante, dejar de gritar no tiene que significar dejar de educar.

      Responder
  21. Todo estupendo siempre y cuando el niño te escuche mientras estás debajo de la sábana leyendo cuento tras cuento para que la ira pase de largo. Por supuesto si un niño está dispuesto a escuchar se porta así no hace ninguna falta gritar.
    Pero es otra historia cuando el niño tiene un berrinche que casi rompe los cristales de tanto gritar, u no escucha absolutamente nada. Ahí me gustaría mucho ver que haría la autora con su dichosa sábana…

    Responder
    • Creo que para hacer un comentario no es necesario faltar al respeto a la autora. Si tus hijos gritan hasta romper los cristales y no te escuchan, tal vez hay algo que no haces bien. En todas las familias se dan momentos de tensión, eso es inevitable, pero los gritos solo aumentarán más esa tensión. Yo, personalmente, suelo usar todo lo que escribo, sería incoherente hacerlo de otra manera y me funciona.
      Gracias

      Responder
      • Pienso igual que usted,si desde pequeñito pequeñitos y me refiero a meses se mantiene la calma y el dialogo no tendria pq haber tantas rabietas estabilidad rutinas y normas porsupuestisimo,una cosa no quita la otra

        Responder
  22. excelente articulo tengo una hija de 6 años y una de un año y 6 meses y es bastante difícil controlarlas

    Responder
    De SparkzColección it Primavera 2019 Mujer Stileo Ropa FKJcTl1
  23. Me encanta tu articulo! Lo voy a poner en práctica. Últimamente tengo dudas de si lo estoy haciendo bien con mi hijo y pienso seguir tus consejos. Besos

    Responder
  24. Excelente articulo. Lo pondre en practica. Gracias

    Responder
  25. Con mucha verguenza debo decir que me falta mucho por aprender para llegar a ser la mama que mis hijos merecen. He leido con mucho detenimiento el articulo y me he dado cuenta de todos los errores que cometo, quiero empezar a mejorar y paso a paso se que lo lograre.
    Gracias

    Responder
  26. Pierna Asimétrico A De Michelle En Mason Vestido Color Farfetch Negro Media hrsdCtQ
  27. Muchas gracias por el artículo. Es cierto que a veces vamos "cargados" con nuestras cosas y gritamos a nuestros hijos por tonterías. Yo he aprendido a pedirle perdón y es curioso, mi hija con tres años cuando hace algo mal y le regaño (procuro no gritarle) me pide perdón ella a mi.

    Pondré en práctica vuestros consejos porque estoy convencida de que los gritos no educan y solucionan problemas. Aunque a veces nuestra pérdida de autocontrol nos haga gritarles.

    Muchas gracias otra vez.

    Responder
  28. que bueno haber leído este articulo unos años antes,pues mis hijos (2) ya son adolescentes y durante la niñes lo hice y todavia los grito,solo espero no sea demasiado tarde para orientarlos pues aun son mis niños y no dejaran de serlo.excelente articulo.

    Responder
  29. Yo.suelo levantar la vos. Es sierto mi hijo lo toma como un grito..pero es imconciente mi tono de vos.. xk no le kisiera levantar la mano..eso me duele mas.

    Responder
  30. Mireia, Dios te bendiga!!!
    Estamos pasando una dificil situación en casa con mis hijos, tu artículo nos da Luz a mi esposo y a mi para seguir intentando mejorar en la educación de los niños.
    Nunca me imagine q dura era la tarea de educar.
    Gracias nuevamente y vamos a poner en práctica tus consejos, espero escribirte pronto con buenas noticias.

    Responder
  31. Me ha gustado mucho el artículo, siempre es bueno encontrarte con algo así para reafirmarte en lo que tantas veces piensas que tiene que cambiar pero no encuentras la manera. Yo a veces pierdo el control y es muy difícil parar, solo te das cuenta cuando ya has gritado. Lo peor es la sensación de culpabilidad por mi parte y por su puesto el malestar que también queda en nuestros hijos. El ejercicio es muy difícil, pero espero conseguirlo. Gracias

    Responder
  32. Gracias, me cayó de perlas, en este momento estoy viviendo esto, es especial con mi chiquito que este mes cumple 7, es tremendo y a todo lo que yo le pido dice “no”. Se enfada por todo y yo me pongo a su altura. Esto será de mucha ayuda. Gracias

    Responder
  33. Está muy bien el artículo, espero poder ir parando mis gritos en las situaciones en las que surgen. Pero no me ha gustado que hablen de “emociones buenas” y “emociones malas”. No hay emociones buenas ni malas, hay emociones a cosas, acontecimientos, situaciones o personas que nos hacen sentir bien y otras que nos hacen sentir mal y ambas aportan una información importante sobre lo que nos rodea y nosotros mismos. Me parece que su punto de vista es apropiado pero no han sabido transmitir ese punto. Gracias por este trabajo tan importante

    Responder
    • Muchas gracias por tu comentario!! Estoy totalmente de acuerdo contigo, no son emociones buenas o malas, todas las emociones son buenas porque nos hacen procesar los acontecimientos. A la hora de escribirlo, usé esta terminología para hacerlo más comprensible pero me refería a emociones que te hacen sentir bien o mal. Debería haberlo puntualizado.
      Vuestros comentarios nos hacen mejorar. De nuevo gracias.

      Responder
  34. Gracias por la valiosa información. Muy importante también q ambos, padre y madre estén en sintonía. En mi caso, aveces mi esposa por sobre proteger al menor termina desautorizando me y los hijos aprenden a manipular las situaciones. Peor aún si la esposa en vez de soportar las decisiones del padre se convierte en otro obstáculo adicional ya sea porque hubo un desacuerdo de pareja o porque se empeña en siempre demostrar q el padre es el equivocado. Esto hace mas difícil controlar las tensiones ya sean producto de stress, ira o cualquier situación financiera. Grato.

    Responder
  35. Hola¡
    Mil gracias por el artículo me quedó como anillo al dedo pues cargar con los patrones de las generaciones donde el grito era “normal en la educación”,en la actualidad lo único que me ha generado son conflictos conmigo misma ya que me doy cuenta que han sido contraproducente siendo verdad todo lo que se menciona en el artículo, y es cierto no es lo mismo la teoría que la práctica ya que eliminar estos patrones tan arraigados es una labor titánica que en lo particular quisiera arrancármelos de raíz ya que me siento enemiga del maltrato infantil y no quiero caer en estos errores que afectan abismalmente mi relación con mi pequeña. Por favor quisiera me pudieran mandar información de cursos al respecto de escuela para padres.
    Nuevamente mil gracias.

    Responder
  36. Me gustó mucho el artículo, creo que ofrece una serie de consejos muy buenos para poder controlarnos en momentos de enojo. Coincido mucho en el sentido de que se nos olvida que los niños son niños y creo que esa es una parte que en lo personal debo trabajar más, pues olvidarlo puede llevarnos a la desesperación y molestia hacia los niños. Gracias.

    Responder
  37. Excelentes consejos sobre como manejar la ira, yo tengo ese problema, y es muy agradable saber que estoy a tiempo de crear un nuevo compromiso

    Responder
  38. Mis padres no fueron los más duros del mundo pero si hubo gritos y nalgadas en casa. No entiendo a las nuevas generaciones de padres que creen que pueden educar desde la pasividad. Los sobrinos de mi esposa son insoportables, lloran por todo, hacen lo que quieren y sus padres están reducidos a dos adultos que solamente observan sin imponerles consecuencias. Esos niños crecerán creyendo que pueden saltar en la cama de quien quieran, tomar lo que no les pertenece, jugar con las cosas de los demás etc… Ya verán la sorpresa que se llevarán a los veintitantos cuando se den cuenta por si mismos que uno no puede “saltar en la cama” de quien le venga en gana sin esperar una consecuencia.
    Por supuesto que me opongo al maltrato, pero cuando uno educa es necesario establecer reglas y consecuencias , de otra forma no puede llamarse educar . Miren el ejemplo de la naturaleza, la leona puede estar tranquila con 3 cachorros jugando a su alrededor mientras no la lastimen, si el cachorro la lastima, le dará una mordida de advertencia. ¿Qué puede haber de malo en un grito o nalgada ocasional? Muchos de nosotros no fuimos delincuentes gracias a ello.

    Responder
  39. Usted si que sabe . A mi no me trataron mal ,pero mimos pocos besos pocos ,yo soy arisca , pienso que se debe al trato que me dieron ,no malo pero ,eso si gritos ,mama siempre ,casi siempre enfadada ,de mal humor ,claro trabajar mucho ,poco dinero ,cuatro hijos , yo no se si es posible tener tiempo , para muchas caricias nuestra infancia fu’e muy marcada en la postgerra ,a pesar de todo fuimos felices .que rollo doy .creo que yo no lo hice bien en la educaciòn de mis hijos y cuando leo estos comentarios , me lamento de haber nacido tan pronto , ahora es muy distinto , ya nada mas tenia necesidad de explicarle esto , dispense a esta abuela de 75 años un gran abrazo a UD

    Responder
    • Muchas gracias por su comentario Sagrari, no sabe lo mucho que agradezco las opiniones de personas de su edad. Sí que es verdad que los tiempos han cambiado y ahora tenemos más facilidades que antes, pero nunca es tarde para mimar a nuestros hijos. Así que la animo a que lo haga, porque como madres siempre estamos aprendiendo, yo lo hago cada día.
      Reciba un fuerte abrazo de mi parte.

      Responder
  40. Madre mía, sí es que realmente la teoría nos la sabemos, pero aplicarla, con las tensiones del día a día y que se acumulan no nos dejan y sacan lo peor de nosotros y con quien más lo pagamos son, precisamente, con nuestros niños.
    Es bueno que nos recuerden estas cosas de vez en cuando. Son nuestros hijos, queridos, amados y que daríamos la vida por ellos. Se trata de pensar en ello.
    Y quien no ha dicho alguna vez, sobre todo si de pequeños nos han tratado mal??? Cuando tenga hijos yo no voy a tratarlos así, y, por lo menos a mi me ocurre, algo que me causa mucha ansiedad, de repente, ante algo que hacen que no nos gusta, ala a gritarle, castigarle. … muchas veces después de eso, me he encerrado en mi habitación a llorar y no poder estar delante de ellos en horas. Luego si, que les pido perdón, pero claro, luego se te olvida y a ellos y a volver al empezar.
    Gracias, me lo guardo y lo leeré más vecesEstate Stileo Farfetch it Pista Top Piel Y Grey Duplo rdshxtQC

    Responder
  41. Muchas gracias!! Por imitación a mis padres gritaba pero estaba harta y hace mucho tiempo que me controlo y coy a mejor. Quitar una costumbre es dificil, sale solo pero es lo mejor para todos, incluida yo, que gritando me entra estrés

    Responder
  42. De que manera una.cmoadre.q.grita.a.su hija aprende esto de no gritar, es decir hs.sido.criados de tal manera y que nuestros.padre no.son bien criados y traemos esa raices malas, sin embargo tratamos.de no hacer lo q nos hicieron es duro pero gracias por su información me ayudara a mejorar por que tengo q.ser.diferente y dar ejemplo a mi nena

    Responder
  43. De que manera una como madre q que grita a su hija aprende esto de no gritar, es decir hemos sido criados de tal manera tan dura y abrupta y que nuestros padre no son bien criados y traemos esa raices malas, sin embargo tratamos de no hacer lo q nos hicieron es duro pero gracias por su información me ayudara a mejorar por que tengo que ser diferente y dar ejemplo a mi nena

    Responder
  44. HAHAHa HABER SI SE LO MUESTRO A MS PADRES.. QUE MIERCOLINAS DICEN
    HABER CMOMO SE LO TOMAN XD

    Responder
  45. Muy interesante y todo, pero a mi nunca me gritaron, recuerdo que solo me pegaban con el cinturón, con el tiempo fui entendiendo que lo hacían no solo para que hicieras la tarea sino para que de cierta manera hiciera las cosas en tiempo y no lo malgastara, y hasta la fecha los sigo queriendo, al contrario, les pedo perdón por lo insoportable que era.

    Actualmente no tengo hijos, pero si sobrinos, y si les pego y les grito, no al punto de “traumarlos”, creo, pero si de que entiendan que tienen que haces las cosas importantes primero como su tarea, después pueden jugar lo que quieran, en un futuro no me importa si me lo agradecen o no, porque se que he hecho lo correcto al tratar de infundirles una pequeña disciplina.

    Responder
  46. Como dijo Platón: “Un hombre que no arriesga nada por sus ideas, o no valen nada sus ideas, o no vale nada el hombre.”
    Como padre, le agradezco su valor de concretar su idea en esta página. La que nos nutre, como hijos y padres.
    La tolerancia, en ocasiones es un fruto amargo de resultado dulce.
    En este caso en concreto, es el forjar a nuestros hijos con calidad de seres humanos y que disfruten vivir; no solo vivir por vivir.

    Responder
  47. Gracias antes que todo últimamente no hago más que gritar y no se como evitarlo este artículo me deja pensando cómo hacer para evitar gritarle a mi hija.

    Responder
  48. Yo practico esta forma de educación. Tengo mejor respuesta. Me enfado menos y los límites quedan más claros. El problema es: que hago en la escuela cuando las maestras dicen que con gritos es la única forma que entienden de portarse bien y hacer caso los niños (de 6 años). Violentas asi puede tocar en cualquier lado po lo que no puedo irlo cambiando de escuela cada 6 meses.
    Yo lo que le digo es que cuando alguien grita está pegando con la boca
    #MejoremosLaPrimariaDelPresente

    Responder
  49. Muy bueno consejos, señorita Mirela ojala que muchos padres fueran así comprensivos y pacientes, sin ingreir claro esta. Que tenga un excelente día!

    Responder
    • Muchas gracias por su comentario

      Responder
  50. Excelente articulo! Muy claro y preciso. Estoy segura que me sera de gran ayuda. Lo leere mil veces 🙂

    Responder
  51. Es muy bueno su artículo. Solo una pequeña observación. Una imagen vale más que mil palabras. En nuestras sociedades latinas, el machismo puede ser la raíz de este tipo de conductas. Pero para educar en el machismo debe haber un padre y una madre machistas. Sería importante que combinara también fotos de madres gritando a sus hijos e hijas, porque en nuestras sociedades es tan o más frecuente este tipo de conductas hacia los hijos de parte de las mujeres. Quienes sienten que sus hijos son su posesión o su coto privado o reflejan las frustraciones como mujer o contra su pareja con el maltrato sino físico más frecuentemente humillando a sus hijos verbalmente con insultos y… gritos.

    Responder
  52. Es justo lo que necesitaba leer!
    A veces saco toda mi frustración con mi niña de 4 años (que es la mayor) y olvido por completo que aun es una pequeña :'( aun que cada que esto pasa mas tarde vuelvo y le pido perdón , me parte el alma ver su carita triste.
    Mi salida fácil siempre son los gritos y estoy cansada de que al final del día ella cargue con todo eso.
    GRACIAS, este post me ha hecho refleccionar demasiado!

    Responder

Deja un comentario Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

De SparkzColección it Primavera 2019 Mujer Stileo Ropa FKJcTl1

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

De SparkzColección it Primavera 2019 Mujer Stileo Ropa FKJcTl1

El Teu Espai

C/ de Rafael de Casanovas, 28
08921 Santa Coloma de Gramenet
Teléfono: 931 89 93 53